miércoles, 6 de junio de 2007

La Historia Del Hombre Que Se Llamaba Nose Y Una Mujer Desesperante





M:Mujer desesperante.
H:Nose.

M:Hola!, eres nuevo verdad?
H:Pues si...
M:Hay! pues bienvenido eh!
H:Ah! pss gracias.
M:De nada, de nada...y...como te llamas?
H:Pues me llamo...
M:Oh! perdon olvide presentarme, yo me llamo Ramira.
H:Ok
M:Pero no me dijiste como te llamas.
H:A si...pss Nose.
M:Jaja...ya en serio menso!!
H:Pss es que asi me llamo
M:Como?
H:Nose
M:No sabes que?
H:Que cosa?
M:Dices que no sabes algo, pero que?
H:Yo no eh dicho que no sepa algo
M:Si!, te pregunte tu nombre y me dijiste "no se"
H: ¬_¬ ah...ya!, no me entendiste, Nose es mi nombre.
M:Si, pero no me has dicho, cual es tu nombre - remarcandolo - ahora si dime.
H:Nose!
M:Como que no sabes?!
H:Si se, pero tu no la captas que es mi nombre
M:Como la voy a captar si no me has dicho tu nombre? Eh!
H:¬_¬ Ya te lo dije...Nose...ese es mi nombre.
M:Por eso, pero cual?, solamente me dices que no sabes, que ese es tu nombre, pero no me dices el nombre.
H:Ok...se que mi nombre es confuso y toda la cosa...pero tampoco es para tanto
M:Ok...dime tu nombre y yo te digo si es confuso o no
H:Ya te lo dije
M:(llevandose la mano a la cara) Ok, digamos que no te escuche...ahora si, dimelo.
H:Nose
M:Es que no puedo creer...
H:Es que no la captas!
M:...que no te sepas tu propio nombre!!
H:Y yo no puedo creer que seas tan tonta!!
M:Tonta yo?!, me estas diciendo tonta pinche Anonimo?!
H:Ok, basta, escucha bien, mas bien lee aqui (sacando una hojita de papel y una pluma), aqui en esta hoja te escribire mi nombre...sale?
M:Estas loco...me voy...no puedo creer que este hablando con alguien que no sabe nada.
H: ¬_¬...pinche nombre!!

Diablos!...las mamadas que se me ocurren...bye.


Cuando el reloj marca la una,
las calaveras salen de su tumba,
Tumbalaka tumbalaka tumbala , tumbalaka tumbalaka tumbala.

Cuando el reloj marca las dos,
las calaveras tienen tos,
Tumbalaka tumbalaka tumbala , tumbalaka tumbalaka tumbala.

Cuando el reloj marca las tres,
las calaveras van a ver a Andrés,
Tumbalaka tumbalaka tumbala , tumbalaka tumbalaka tumbala.

Cuando el reloj marca las cuatro,
las calaveras miran su retrato,
Tumbalaka tumbalaka tumbala , tumbalaka tumbalaka tumbala.

Cuando el reloj marca las cinco,
las calaveras siempre dan un brinco,
Tumbalaka tumbalaka tumbala , tumbalaka tumbalaka tumbala.

Cuando el reloj marca las seis,
las calaveras miran al revés,
Tumbalaka tumbalaka tumbala , tumbalaka tumbalaka tumbala.

Cuando el reloj marca las siete,
las calaveras se sacan un diente,
Tumbalaka tumbalaka tumbala , tumbalaka tumbalaka tumbala.

Cuando el reloj marca las ocho,
las calaveras miran a Pinocho,
Tumbalaka tumbalaka tumbala , tumbalaka tumbalaka tumbala.

Cuando el reloj marca las nueve,
a las calaveras todo se les mueve,
Tumbalaka tumbalaka tumbala , tumbalaka tumbalaka tumbala.

Cuando el reloj marca las diez,
las calaveras andan sobre un pie,
Tumbalaka tumbalaka tumbala , tumbalaka tumbalaka tumbala.

Cuando el reloj marca las once,
las calaveras ya no se conocen,
Tumbalaka tumbalaka tumbala , tumbalaka tumbalaka tumbala.

Cuando el reloj marca las doce,
las calaveras se meten a su tumba,
Tumbalaka tumbalaka tumbala , tumbalaka tumbalaka tumbala.





Por: Foster |  
Esto entra en la seccion de:

10 Haz Click Y Comenta:

Suscribirse a: Comentarios de la entrada (Atom)